miércoles, 7 de mayo de 2008

SIN FESTEJOS PERO CON BELLOS RECUERDOS

Flores de Catalpa


El tiempo pasa de forma apresurada, se fue el verano, llegó el otoño, las hojas caen precipitadas y las calles se cubren de sus cuerpos ocres, secos...arrugados, que debajo de nuestros pasos cantan la canción del otoño.


La vereda de nuestra casa se alfombra con las hojas de catalpa, mientras ella se desnuda imponente con sus brazos elevados al cielo y se estira cada temporada un poco más. ¡Ay amor! si parece que fue ayer que la plantaste en el cantero frente a la puerta de casa, era pequeña, no sé si llegaba a un poco más de un metro de altura, ¿recordás con que alegría me mostraste sus primeros racimos de flores blancas?. Como no recordarlo, si de tus manos se produjo el milagro, si fueron ellas las que plantaron aquellas diminutas semillas que atesoraba una larga vaina grisácea. Otro invierno, otro año más para este árbol que está cada día mas alto y tupido.


Vainas de catalpa


Pero el tiempo amor, pasa sin detenerse y aunque todo parece igual, no lo es. Hoy estoy sola, te extraño, y en este mes de otoño frío tu ausencia se hace insoportable. Cuando miro por la ventana, es como si viera una postal, como si el tiempo estuviese detenido, como si fuera una imagen donde todo esta en el mismo lugar, pero dentro de la casa nada es igual, todo cambió y yo debo acostumbrarme a este nuevo estado de las cosas.


Odio mucho más el frío, al invierno, será porque nuestra cama no guardó tu calor y cuando me acuesto no me espera la tibieza de tu cuerpo, mis pies recurren a una bolsa de agua caliente para templarse, pero ese calor no sirve para mi alma desolada.

Hoy 9 de Mayo cumplirías años, tus 88 años ya no podremos festejarlos, no pudiste cumplirme la promesa de acompañarme hasta que tuvieras 99 como tu abuelo Diego, pero como todos los días desde que decidimos caminar por esta vida juntos estarás dentro de mi corazón. Prometo tratar al menos de no llorar, es tu cumpleaños, y trataré de estar en paz, de besar tu recuerdo con una sonrisa y recordarte con esa alegría de vivir que siempre te acompañó, seguramente bailarás en esos recuerdos, te reirás, te escucharé hablar con vehemencia como lo hacías cuando algo te apasionaba, volveré a recordarte en el patio, bajo las plantas, hundiendo las manos en la tierra y disfrutando de sentir su contacto. Te imaginaré cantando algún tango y sentiré al cerrar los ojos un suave beso y un silencioso te amo. Estarás a mi lado y te sentiré cerca , porque no te has ido, porque no te irás, levantaré una copa en tu memoria y pediré por la luz de tu alma.


La catalpa pasará este invierno y otros, seguirá creciendo aunque no estés ya para cuidarla, pero en ella cada vez que la miro también te veo, porque de ella se desprende vida, y de vos, de tus manos, de tus cuidados también se desprendía vida y alegría de vivir.

Sus flores para tu aniversario

Angela

20 comentarios:

Tork dijo...

Muy emotivo tu post y realmente dejas que la nostalgia te invada por ese gran amor que tuviste y que sigue vivo en tu corazón. Sólo puedo decir que Ernesto está ...si está en todo lugar y no te sientas sola, porque frente a tu casa él te acompaña.

Un besito Anngiels.

Victor dijo...

Hay algo eterno y eso es el amor.

No puedo mitigar el dolor de la ausencia pero si decirte que desde lejos somos muchos los que te acompañamos y pensamos que gracias a personas como tu el amor si tiene un real sentido.

Abrazo

D' Gaviota dijo...

Esas flores son bellísimas xq nacieron del amor y por amor sobreviven... y se quedarán ahí, para recordarte que tu historia fue, es real.
Te mando un cálido abrazo para que te ayude con tu frío otoño, ese frío otoño q pareciera q no consume.
Espero que tengas una bellísima semana.
Saludos saturnianos!
=)

fgiucich dijo...

La catalpa está perdiendo sus hojas, pero como la vida da revanchas, volverán las flores en primavera para dar un poco de tibieza a tu triste corazón. Abrazos.

Abuela Ciber dijo...

Preciosas las palabras con que nos expresas tus sentimientos por el ser querido.
Junto a ti acompañandote, recibe mi cariño

Cat's dijo...

no puedo otra cosa mas que emocionarme con tus palabras...en esa flor estará, como está en cada rincón que pisaron juntos. Lecciones de amor, puro, en estado pleno...un abrazo es poco, pero desde la lejania me acerco para acompañarte con unos ricos mates y tortafritas que seguro en este otoño viene de perlas.;)

Cani dijo...

Hermoso, sin màs, esa palabra creo que lo abarca todo.
Un saludo

EL MAPACHE dijo...

Qué precioso, destila tu gran amor... un amor que trasciende la vida.... Como sólo los amores verdaderos lo hacen.

Has tocado muy profundo en mi corazón con estas palabras, pues me has transportado a un futuro en el que mi esposa vera el árbol que planté en el jardín y me recordará, exáctamente como tu lo recuerdas hoy a él. No tengo más que 48 años, pero sé que me iré primero y me parte el alma pensar que la dejaré sola.

BESOS

RAMMSES dijo...

Cada vez que paso por tu rincón, me estremezco con todo, es una marejada de emociones y recuerdos, por suerte muy lindos. Siento admiración por ti.
Un abrazo y beso.

Patricia dijo...

Vine a dejar mis saludos Ángela, lamento venir tan a destiempo... Decirte que es un bello escrito, colmado de esa nostalgia que caracteriza tus líneas, pero también de ese infinito amor. Haces que crea en el verdadero amor, haces que sueñe y crea que ese sentimiento puro y verdadero entre un hombre y una mujer puede llegar verdaderamente a existir.
También siento admiración por ti... muchísima.

Un abrazo, dejo todo mi cariño.

Graciela dijo...

Hola mi vida, no conozco esas plantas, no las he visto por aquí.
He estado arreglando un poco mi patio, el otoño ha llegado y desnuda todo, pero la temperatura es de verano.
Dices como pocos tus vivencias, empiezo hablando de la flores...ohhh cómo se extraña, dura bastante tiempo!!!.
Que estés fantástica con tu emprendimiento, en esas flores están mis besos y los abrazos siii perfumdos!!!

Cani dijo...

He vuelto por aqui y estoy escuhando las gravaciones, creo que voy a llorar, que hermoso, que daria yo por tener la voz de los seres que perdi, guardada, y poder volverlos a escuchar.
Que precioso recuerdo, gracias por compartirlo.
Un beso

IGNACIO dijo...

Con los pelos de punta, recordando que mi padre plantaba un árbol, por cada hijo que tenía, y aparte de su ausencia, un árbol sigue creciendo, y faltan dos ahora.
La vida continúa con sus ciclos, la nostálgia en días señalados se apodera.
Los árboles siguen creciendo...
Son necesarias las estaciones, aunque unas nos agraden más que otras.

Besos Ángela.

D' Gaviota dijo...

Hola, sólo pasaba a saludar =) espero que te esté yendo super bien y que disfrutes muchísimo del domingo y de la semana que viene.
Saludos saturnianos!
=^^=

Mary dijo...

MUY SENTIDO TU PÒST

PASABA POR ACA Y VOLVERE

Trini dijo...

Al leerte me he dado cuenta del porqué de mi comunión con los árboles y es que sé, a ciencia cierta, que siempre me sobreviviran...

Un relato muy bello de un amor que se presume eterno.
Los recuerdos, en este caso a ti, te hacen vivir.

Besos

Cani dijo...

Te he dejado en mi blog, Recuerdo de un P0eta, un premio que me han dado y me gustaria compartir contigo. Me he permitido la libertad de enlaazarte.
Saludos cariñosos

Abuela Ciber dijo...

Pase a visitarte, recibe mi cariño.

Minerva dijo...

Hermoso, es casi lo único que puedo decir en estos momentos, es maravilloso que hayas vivido durante varios años algo que muchos anhelamos ... casi lloro cuando leí uno de los posts anteriores "Del trabajo y el amor", curioso que a mis 23 años esa clase de escritos me produzcan eso, debe ser porque es lo que deseo tener un dia ... es el eterno sueño que todos tenemos, me alegra mucho ver que has tenido un gran compañero, si porque a si se debe ver a la pareja verdad? como el mejor compañero y algo más :).

Un placer visitar este rincón.

Un abrazo fuerte!

María dijo...

Precioso es lo que has escrito y me parece muy entrañable y muy emotivo, la verdad es que me dejas sin palabras, no sé qué decir porque mi corazón está bombardeando ahora muy deprisa, la verdad es que el amor mueve montañas, y sobre todo hace correr muy deprisa la sangre de nuestro cuerpo y de nuestros corazones.

Te mando un abrazo muy fuerte.