lunes, 17 de agosto de 2009

Quizás amor, piensen que ya no te recuerdo, que me he olvidado de vos, pero eso nunca pasará, has sido por tanto tiempo parte de mí que ni la ausencia podrá borrarte de mi corazón.
Como alguna vez te dije, estoy preparando la mudanza, sabía y creo que vos también sabías pero no querías reconocerlo, tus hijos hoy reclaman la casa, y debemos con Facundo dejar el lugar en donde hemos sido felices tanto tiempo a tu lado.
Mudarse no es fácil, se quedan recuerdos, momentos lindos y no tan lindos que han formado parte de nuestras vidas, ecos de risas y también de llantos, metas que se cumplieron y otras que por diversas razones quedaron truncadas; pero hay que hacer las maletas y cambiar de sitio, nos llevaremos muchas cosas materiales, todas, pero quedarán en estas paredes muchas cosas que hemos compartido en familia y con amigos.
No sé si en mi nuevo hogar volveré a vivir momentos tan intensos como los que hemos vivido. La estoy arreglando, pero allí me faltará tu voz, tu presencia, tu mano de jardinero, sabés que para eso soy un cero a la izquierda, me faltará tu compañía, Facu esta haciéndose grande y ya tiene sus amigos, sus actividades, me iré quedando sola, te extrañaré más, y no porque no te extrañe, pero se hará mas profunda esta soledad.
Mi querido, que difícil es tratar con los mecánicos y los albañiles, hoy mas que nunca pienso en las veces que me decías que haría cuando vos no estuvieras, y la verdad que ni se como me las arreglo, pero voy saliendo del paso, pero creo que de alguna forma estas a mi lado guiándome, porque muchas cosas las aprendí a tu lado.
He estado arreglando unos baúles, haciendo trabajo de carpintería, y la verdad que ahora me doy cuenta de porque amabas tu oficio, la madera tiene vida, se le siente el olor, la textura según la trates es áspera o tan lisa como la piel de un BB, me dio placer estar en contacto con tus herramientas, sentirte cerca, porque sé que aquí estas, siempre a mi lado, sentía que aceptabas lo que hacía, como si me dieras el visto bueno a la labor, a veces cuando algo no sabía como, al hacerlo le decía a Facu tu padre nos mataría si viera como hacemos esto, pero sé que me aprobarías, cuantas cosas recordé, una de ellas el arreglo de los postigones para esa ventana que compramos para la casa a la que he de irme muy pronto.
Fuiste un gran maestro cariño, te extraño tanto...tanto.
En poco tiempo deberé armar cajas, desarmar muebles, armar una nueva vida, pero en ella estarás como lo estás ahora. Te amo...te amo tanto...nos hacés mucha falta.
Siempre tuya
Ángela

12 comentarios:

MarianGardi dijo...

Angela hice una reseña en mi blog sobre tu hermosa pagina de amor y sobre una carta que escribiste a Ernesto.
Un abrazo hermosa de mujer de sentimientos puros y preciosos.
Sigue escribiendo que lo haces super bien!!

Antonio dijo...

Hola mi querida Angela hace mucho tiempo que no rondabas por tus blogs, pero se entiende, se que es triste dejar el lugar donde pasaste tanto tiempo con tu amado Ernesto, pero se que cuando te cambies el estará acompañandote en todas las cosas que te consideras un cero.
Que lindo tu corazón querida.
Fuerza para ti y Facundo.

Un abrazo querida amiga Angela.

Damalis dijo...

Esa casa llena de recuerdo irá con vos donde vayas. Te pueden quitar lo material, lo visible y tactil pero nunca podrán arrancarte lo profundo y esencial que son los sentimientos.

sky dijo...

Hola!, me robaste unas lágrimas, tu blog me hizo acordar la historia de mis padres y a la vez la historia de mi madre ahora... perdí a mi padre hace 12 años, siendo él una persona maravillosa y llevado una relación llena de amor en familia y con mi madre, parecian adolescentes hasta donde lo recuerdo... ahora mi madre se esta dando otra oportunidad con un señor al cual respeto mucho y sé que es muy buena persona, él es mucho mayor que ella pero se les ve tan felices andando de la mano por todos lados, sé que mi padre aprueba eso porque mi madre despues de tanto tiempo vuelve a sonreir mas seguido, además eso no implica que lo haya olvidado ella siempre lo recuerda con todo el amor del mundo (como siempre lo hizo)... deseo de todo corazón que con el tiempo vuelvas a encontrar un amor como el que ya viviste, y que vuelvan a brotar sonrisas de amor en tu rostro, eres una mujer muy buena y fuerte, te mereces todo!... mucha suerte a ti y a tu hijo Facundo.

paolav dijo...

Me asombra la increíble capacidad de los seres humanos para hecer ¡sufrir! es que como si se encontrara goce en ello... Comprendo lo que sientes, pero creo que nos aferramos demasiado las cosas y eso nos impide elevarnos a otro estado. Las fotos, una medalla, unas cartas, un regalo, una taza... TIENES EL MEJOR RECUERDO Y NADIE TE LO PUEDE QUITAR: EL CARIÑO DE TU HIJO.

Recuerda que ser feliz es una decisión.

Besos

fgiucich dijo...

Levantar la casa no es fácil porque los recuerdos están enquistados en lo profundo. Pero, como decía mi abuelo, casa nueva, vida nueva. Abrazos.

MarianGardi dijo...

Gracias Angela, estare por aqui y estamos en contacto.
un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Siento desilusionarte pero en ningún momento te leí, aunque algunos de los poemas expuestos en mi blog son joyas encontradas por Internet nunca afirmo que sean mios. Por otro lado decirte que no lo encontré en ninguno de tus blog a los que aquí haces referencia ya que en ningún momento me pase por ellos, fue sacado de otra página, (y no es en la primera en el que lo leía) así que si es tuyo, lo puedes demostrar y lo tienes registrado o algo, con sumo gusto lo retiro, mi mundo no cambiara nada de nada por no tenerlo en el blog.
Saludos; Esperetta.

Anónimo dijo...

Siento desilusionarte pero en ningún momento te leí, aunque algunos de los poemas expuestos en mi blog son joyas encontradas por Internet nunca afirmo que sean mios. Por otro lado decirte que no lo encontré en ninguno de tus blog a los que aquí haces referencia ya que en ningún momento me pase por ellos, fue sacado de otra página, (y no es en la primera en el que lo leía) así que si es tuyo, lo puedes demostrar y lo tienes registrado o algo, con sumo gusto lo retiro, mi mundo no cambiara nada de nada por no tenerlo en el blog.
Saludos; Esperetta.

Morgenrot dijo...

Las mudanzas siempre son una aventura y suponen el inicio de otra escena de la vida.

Los que se fueron, no se fueron mientras estén en nuestras mentes.

Cordiales saludos

americacomparini dijo...

QUERIDA ANNGIEL: me conmovió profundamente tu texto,la verdad que te entiendo...porque tambien he sentido lo mismo, con los hijos, la madre, el compañero.. se exactamente que sientes,cuando se ama es an dificil sobreponerse a las pérdidas. t abrazo con much ternura.

americacomparini dijo...

QUERIDA ANNGIEL: me conmovió profundamente tu texto,la verdad que te entiendo...porque tambien he sentido lo mismo, con los hijos, la madre, el compañero.. se exactamente que sientes,cuando se ama es an dificil sobreponerse a las pérdidas. t abrazo con much ternura.