viernes, 13 de febrero de 2009

FELIZ DÍA DE SAN VALENTÍN
















AYER EN EL ANDADOR


Hoy es 14 de Febrero, día de San Valentín, día de los enamorados, día del cumpleaños de nuestro hijo. Han pasado 17 años y hace un poco más de un año que no estás aquí con nosotros físicamente, aunque siempre estarás dentro de nuestros corazones.
Hoy quiero recordar el día en que Facundo llegó a nuestras vidas, el día en que Facundo hizo que tus ojos brillaran con el mismo asombro y emoción con que muchas veces te vi mirar una flor y maravillarte por el arte con que la naturaleza podía crear tanta belleza.
Cuando salí de la sala de parto con nuestro hijo en brazos tu rostro casi incrédulo miraba el fruto de nuestro amor y recién ahí, aquello que hasta ese momento parecía una fantasía, un sueño, se hizo realidad y comprendiste que la vida te daba la oportunidad de volver a empezar.
Recuerdo que cuando me dijeron que estaba embarazada no me lo esperaba, y no sabía como decírtelo, porque si en algo estábamos de acuerdo era en no tener más hijos que los que cada uno tenia, la edad creo que era lo que nos pesaba, vos con hijos casi de mi edad y los míos adolescentes, situación no muy normal, vos con tus jóvenes 71 años y yo con 37 años.
Primero lo comenté con mi madre que se alegró al saber la noticia, también se lo dije a mi hijo mayor que también tomó bien la noticia, la que más se sintió afectada fue mi hija más chica, la mas consentida, tu preferida, pero fue la que más se aferró a él cuando lo vio tan chiquito; lo más difícil era hacértelo saber a vos, no sabía como lo tomarías.
Cuando estuve a tu lado se me hacía casi imposible explicártelo, hasta que nos acostamos y cuando ya habías apagado la luz recién tomé valor, te comenté que había ido a buscar los resultados de los estudios que me había hecho por otros motivos pero que al final solo eran causa del mismo efecto, mi embarazo de tres meses.
Cuando te dije que los resultados determinaban que estaba esperando un hijo, tu incredulidad y sorpresa te quitó el sueño, recuerdo que prendiste la luz varias veces para preguntar si era una broma, no podías creer que vos, ya abuelo con nietos casamenteros pudieras ser padre nuevamente, lo cierto que ocho meses después de nacer Facundo la vida te daba la alegría de ser bisabuelo a los 72 años y padre de un hijo de de ocho meses.
Durante los seis meses restantes no te podías convencer de que estaba embarazada, lo cierto que no puedo culparte, fue el embarazo mas raro que tuve, en los nueve meses en vez de crecer mi panza fui bajando de peso por mi problema de presión, ¿quien podía decir que dentro de mi vientre se estaba desarrollando una vida?
Cuando nos fuimos a trabajar a Pehuen-co en el verano lo único que manifestaba mi estado de gravidez era ese problema que había surgido con la presión, lo que me exigía no solo dejar la sal sino controlarme con asiduidad.
El 14 de Febrero de 1992 mientras almorzábamos comenzaron las contracciones, con el nerviosismo normal partimos a Bahía Blanca para poder tener a nuestro hijo. Fue en ese viaje cuando realmente te cayeron las fichas y te enfrentaste con la realidad, ibas a ser padre nuevamente después de treinta y cinco años, y esta vez estarías ahí esperándolo.
Nunca voy a olvidar tu mirada cuando lo viste en mis brazos, ni tu vigilia en el auto fuera del hospital esa noche. Jamás podré olvidar esa felicidad con la que se lo presentaste a tus sobrinos cuando vinieron a saludarte al Camping donde estábamos trabajando. Para nosotros el mejor regalo del día de los enamorados nos los dio la vida, nos lo dios el amor, fue Facundo que llegó el día de San Valentín, un día hermoso de febrero.
Hoy amor, es un día especial, es el cumpleaños de nuestro hijo. Hoy cumple diecisiete años, ya se me escapa de las manos, ya comenzó temprano a festejar con sus amigos, está tan grande amor…tan grande. Ya sé que lo ves desde donde estás y lo cuidas, no dejes nunca de protegerlo y guiarlo. Siempre le digo que ha sido un privilegiado en estos tiempos por haber tenido un padre como vos, con valores, honesto, cabal, íntegro. Brindemos con nuestras almas por este día, por nuestro hijo, por nuestro amor.

HOY CON SUS AMIGOS

12 comentarios:

Anabella dijo...

Nuestros hijos marcan la eternidad, marcan el siempre y el nunca olvidar.
Siempre pensé que nosotros nacemos "X" día por una causa, por esa razón que concientemente no sabemos pero si sentimos.
El amor de Uds es Eterno, va mas allá de todo y creo hoy enterder una de las misiones que tiene ese angel que nació de tu vientre...

Hermosa Fusión la que he encontrado...

Feliz Todo...

paolav dijo...

Qué maravilloso leerte celebrar este día del amor, con los relatos de tu amor y ver las fotografías, Sentir así y vivir así de hermoso, como lo fue o es aún tu amor, creo que es a lo que todos aspiramos, sino ¿qué sentido tendría esta vida? Amar, amar, amar.
Besos queridísima amiga.

Antonio dijo...

Que emoción me dejas al leer este post de tanto amor querida amiga.
Sólo decir que Ernesto fue muy feliz hasta el último momento.

Un besito Angela.

Abuela Ciber dijo...

Hermoso homenaje al ser querido y recordado.

Que tengas un precioso fin de semana con tus seres queridos.

Cariños

D' Gaviota dijo...

Hola Angela, gracias por compartir esto, no sabes la emoción que me embargó al leerte.
Y aunque algunas personas (incluyéndome) no festejemos tanto el 14 de febrero, tu tienes más que razones para festejarlo, y yo (aunque tarde) para festejarlo contigo!
¡¡¡Felicidades!!!
Cuando te leo me lleno de esperanza.
Te Quiero Mucho.
Y Gracias, por tu amistad.
Besos de caramelo.
=)
Saludos saturnianos!

fgiucich dijo...

Un relato que emociona hasta el alma. Abrazos.

LUNA dijo...

gracias por escribir; soy admiradora de tu gran amor q aun sientes por tu angel, q solo por un rato viajo sin ti, pero q realmente esta a tu lado como todos los dias, acariciando tus mejillas y cuidandote con sus alas abiertas para ti, y con el beso de todas las mañanas seguire todos los dias leyendo lo q escribes con tanto amor espero tenerte en mi blog seria un gran honor para mi cuidate mucho que tengas un hemoso dia nos seguimos viendo bajo la misma luna

Antonio dijo...

Hola amiga, a lo mejor ya estás en esto, pero igual te invito a que pases a mi blog, sin compromiso.

Un besito Angela.

Angela Teresa Grigera dijo...

A luna va este mensaje, espero que me dejes la direccion de tu blog, asi te visito, beso

anngiels

y a todos mi cariño y agradecimiento por estar siempre y apoyarme

Angela Teresa Grigera dijo...

A luna va este mensaje, espero que me dejes la direccion de tu blog, asi te visito, beso

anngiels

y a todos mi cariño y agradecimiento por estar siempre y apoyarme

Angela Teresa Grigera dijo...

A luna va este mensaje, espero que me dejes la direccion de tu blog, asi te visito, beso

anngiels

y a todos mi cariño y agradecimiento por estar siempre y apoyarme

Graciela dijo...

Pero como creció Facundo!!!...tiene ya 17, se me ha puesto la piel de gallina Ángel con tu relato!!!
Yo creo en el cuidado que nos hacen los seres queridos cuando no están presentes físicamente, seguro que te ayuda a cuidarlo, que no es fácil con los adolescentes, en la sociedad que tienen que vivir!!!
Felíz cumple Facu!!! un poco tarde, pero mis besos!!!