domingo, 13 de julio de 2008

AÚN...


Aún aletea en el aire

la sutil presencia de tu espíritu,

como una brisa suave se adhiere a mí cintura,

cierro mis ojos...te siento

Una tibia sensación de vos me inunda

espero el beso…la caricia…

la fusión de tu cuerpo en el mío...

espero el susurro…el te quiero…

tu respiración horadando mi espalda

y me duermo sintiéndote a mi lado

en el mismo lugar que descansara

tantas noches tu cuerpo...

en el mismo lugar en que tantas noches

abrazaras mi cuerpo,

en el mismo lugar donde aún perdura el olor de tu piel

y me cobija blandamente tu recuerdo

Angela Teresa 

Ya pasaron ocho meses y aún tu presencia camina por la casa, tu voz sigue cantando los mismos tangos, y aunque no puedo tocarte, ni acariciarte, siento que estás tan cerca de mí como siempre, como lo estuviste en los 20 años que permanecimos juntos  compartiendo tantas cosas. Te amo.

14 comentarios:

Tork dijo...

Que bueno que en tu corazón todavía tengas la llama viva de Ernesto y por ese amor él siempre estará al lado tuyo.Bonito pensamiento.


Un abrazo mi querida amiga Anngiels.

TRuLy dijo...





Se nota en tus palabras el gran amor que ustedes se tenian... Bah! no hablemos en pasado, en presente es mejor, el amor aun esta ahi... Un amor como el que tuvieron no desaparece asi no mas..




Sombras en el corazón dijo...

El verdadero amor queda impreso en el alma y nada lo puede borrar.
Para quien ha tenido la suerte de disfrutarlo, puede dar gracias por ese maravilloso regalo de la vida.

Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Hermosos y sentido homenaje a ese amor de tu vida.
El haberlo podido vivir es lo mas cálido que te puede acompañar.
Cariños

Trasplante dijo...

Amas mucho a Ernesto; lo amas, en presente. Si hay algo que no se desvanece con la carne es, justamente, el Amor. Esta realidad nuestra, está existencia, pende sólo de las reacciones químicas del cuerpo: de los niveles de litio del cerebro; de los corpúsculos, receptores del frío y del calor; de la adrenalina incluso de factores hereditarios o congénitos; de la conformación del ADN. Son las trampas de la ilusión, donde también cabe el tiempo con su aparente línea, de principio (nacimiento) y de fin (muerte).

Estás cosas logran percibirse muy adentro, en lo que es la esencia del Todo, y así, en parte, uno puede airearse de la envoltura de los sentidos físicos ¿Cómo podría morir lo ya está muerto? El tiempo no es lineal. Nacimos muertos. Lo único vivo aquí es eso que te da Ernesto.

Es muy emocionante leerte, Angela.
Abrazos

PD: sorry si me he puesto muy densa...son tus poemas llenos de sensibilidad los responsables :)

Rafael dijo...

la llama del amor, por siempre viva.
Un Beso, Rafael

Abuela Ciber dijo...

Pase a saludarte.
Te deje un presente en mi blog.
Cariños

okaza carlita dijo...

Hermoso poema que expresa una gran verdad: el tiempo no borra el amor, el amor sigue y el dolor no se va.

Abrazos grandes

Li'Sotto!! dijo...

Que bello lo que leí, me encanta cuando alguien puede expresarse de tal manera de alguien que ya no esta contigo... no sé porque me dió la impresión de que ya he estado en este blog, en fin, cuidate mucho!

ESPEJO DE MI ALMA dijo...

Que lindo poema y un homenaje a un gran amor cuando te duele por el hombre que esta ausente sientes que la vida pasara sin reponerse y así es un amor vivido jamas pasara al olvido...muy lindo tu poema dichosa por haber tenido un amor asi en vida por que ademas de eso lo tienes para la eternidad...besitos para ti me encanto este espacio también regresare..Nancy

fgiucich dijo...

Las huellas del amor no desaparecen nunca. Abrazos.

Veronica Curutchet dijo...

Amigo es el que te recuerda,
Te conoce, te acompaña y te espera.
De ti hablo ahora, amigo mío; de ti
que siempre apareces cuando bramo
mis penas.

♥FELIZ DIA DEL AMIG♥
Verónica
♥♥♥♥♥♥

K@ri.- dijo...

Angela:
me hiciste estremecer con esta poesia, que siento propia desde el amor de una hija hacia un padre que partio hace ya algunos años... y mientras leia una rafaga de recuerdos, sentimientos recorrian mi mente, y pense automaticamente en mi mama, en su dolor...
Te envio muchas hadas para que te acompañen para que tu dolor se alivie, no hay mucho para decir, es un hermoso homenaje a el amor que se "Tienen!", si en presente, el amor no entiende de pasados!
gracias por compartirlo, te mando un beso grande y un fuerte abrazo.
voy a venir seguido a visitarte es un placer leer todo lo que expones en este espacio.
si me dejas, me encantaria poner tu blog en mi lista para que mis amigos puedan disfrutar como lo estoy haciendo yo.
un besote
k@ri.-

Consonante F. dijo...

El tiempo pasa así no queramos, por más que intentemos aferrarnos a un segundo, éste se irá sin más, indiferente a nuestra súplica de quedarse con nosotros por un instante. Así como el tiempo, hay muchas cosas que no se pueden controlar... una de ellas es la vida, cuando alguien deja de ser cuerpo físico, no hay mucho que se pueda hacer y -después de mucha lluvia y sombras en el rostro- llega el momento de aceptarlo. Lo curioso es que, se puede burlar el tiempo y la vida tan solo cerrando los ojos e imaginandonos al lado del que se fue, viviendo cada segundo otra vez. Cuantas veces queramos.


Buen blog.