miércoles, 26 de marzo de 2008

DEL TRABAJO Y EL AMOR


ANTIGUAS HERRAMIENTAS DE SU TALLER






Ernesto a pesar de haber sido un hombre con mucho mundo, de haber viajado mucho y conocido tantos lugares y culturas, siempre fue un hombre sencillo, arraigado a los hábitos aprendidos en un hogar humilde y de buenas costumbres, donde la honradez y el respeto eran el pan de cada día.

Era un ser amoroso, a pesar de su carácter fuerte, pero era un hombre sano, de mente clara y de sentimientos profundos. No cabían en su manera de ver la vida las perversiones, las agresividades. El amor y la ternura ceñían su vida y su modo de ser.

Toda su vida se desarrolló dentro de la cultura del trabajo y el honor. Para Ernesto trabajar era honrar la vida, sentía que lo que poseía era fruto de su esfuerzo y eso lo enorgullecía. El trabajo era el motor que se encendía cada mañana y que mantenía vivo, lúcido.
El pan ganado a fuerza de luchar a diario sabia distinto, tenía para él, el sabor de la dignidad. ¿Que otra cosa se podía heredar de padres humildes si no era la honradez, la dignidad, el don de gente, la hidalguía, la nobleza y la generosidad?

Jamás lo escuché avergonzarse por haber tenido que trabajar de muy pequeño para ayudar a su familia, ni lo sentí resentido por ello. Por el contrario recordar como había sido su niñez, como comenzó a trabajar y porqué tuvo que entrar a muy temprana edad a las Fuerzas Armadas, sin ser esa su vocación, lo emocionaban. A pesar de que por obligación ingresó a la Marina, (obligación económica) siempre sintió un fuerte agradecimiento por todo lo que ella le dio durante su permanencia bajo sus filas.

Conocía no solo su oficio, aquel que Jesús había desempeñado, el de carpintero, oficio al que amaba y al que pertenecía desde los ocho años y el que enseñó por casi 30 años en una escuela de tendencia técnica. Había aprendido con dedicación mucho más. Cuando se retiró de la Marina con sus propias manos construyó una casa en un terreno de su propiedad.
Se le iluminaban los ojos cuando contaba que desde bajar parte del terreno, hacer los cimientos y construir casi a mano las aberturas, en el término de un año había levantado una casa. Con ellas luego accedió a su propia carpinteria de aberturas donde trabajó muchos años y con lo que forjó el porvenir de sus hijos mayores, hoy todos profesionales.
En la nuestra todo pasaba por sus manos, aún cuando los años pesaban en sus caderas ya dañadas por su enfermedad.
Cuantas veces temblaba al verlo subido al techo con sus 80 años ya cumplidos, mientras yo me enojaba y pedía por favor que se bajara, él sonreía burlándose de mis miedos.
Me miraba y decía “…Ay Ángela, yo me siento de cuarenta, no soy viejo, solo tengo muchos años…”y entonces bajaba. Pero a veces mis temores lo enojaban, porque decía que yo no lo dejaba hacer nada, lo cual era terrible para un hombre que afirmaba a diario”…Yo solo sé de trabajo mi amor…”
Seguramente que así era porque sus sueños en los últimos años siempre se desarrollban trabajando, ya fuera presentándose para embarcarse o haciendo cualquier tipo de actividad; yo solía reírme y bromear diciéndole que al menos soñara conmigo, a veces mis bromas eran algo más pesadas, pero él reía y decía "...ves que tonto soy hasta en sueños lo único que sé hacer es laburar..."

Me enamoré de este hombre que para muchos parecerá sacado de un cuento, algo antiguo, aferrado a una cultura diferente, no tenía absolutamente nada que ver con el tipo de hombres que hoy suelo ver, quizás para muchos un tipo fuera de época.
Para mí fuera de serie, un hombre adorable, sano espiritual y mentalmente, no admitía un acto de cobardía para con la mujer ni para nadie, responsable de sus actos, respetuoso, comprometido con la palabra dada, con la sociedad y con sus pricipios.

Con este señor viví un amor lleno de pasión, supe de su ternura, aprendí que un beso no tiene horario, que una caricia y un silencio también tienen que ver con el cariño, que el sexo no siempre está relacionado con el amor, que también se ama con la misma intensidad cuando existe la abstinencia. Que el respeto mutuo y la compañía son pilares para mantenerse unidos.
Yo sentí el gusto sabroso de sus besos, con esa calidez de la brisa estival, con el húmedo sabor de las frutas maduras. Sentí el placer de besarlo con ternura, y sus labios supieron a ambrosía.
Sentí sus manos rondando mi cuerpo, acariciando con suavidad mi espalda, enredándose a mi cintura como las ramas de una enredadera, adherirse a mi talle y dormirse con la placidez con que duerme un niño que sabe que esta cuidado y protegido.

Yo amé profundamente a este hombre que hoy extraño con la misma intensidad con que lo quise.
De Angela para Ernesto

22 comentarios:

Ignacio Bermejo dijo...

Angela, que hermoso sentimiento de amor tan pronfundo. Me has emocionado. Ernesto debió ser un gran hombre y muy afortunado por haber si tan querido.
Comparto esa filosofía sobre el trabajo, pues opino que él nos dignifica.
Un fuerte beso desde la otra orilla de un inmenso oceano que nos une.

Wilhemina Queen dijo...

Holis! cuando puedas pasa por mi blog. Es importante. Mil besos!

PINCHA AQUI

Anónimo dijo...

Con el paso del tiempo, cuando uno pierde a un ser querido, las circunstancias cambian, reposa el amor, no desaparece, pero cambia la perspectiva, paciencia Angela y no cambies nunca

Tork dijo...

Sigo pensando lo mismo que dije de él en algún comentario, un hombre excepcional que se merece el respeto de una persona honorable y bien puesta en este mundo.
Muy emotivo tu post Anngiels.

Un beso

Tork dijo...

Pase a mi blog hay una sorpresa para que retire.

Un besito Anngiels,

Gerardo Omaña dijo...

Hola bonita!! como me identifico ¡y cómo! con este bello post que hoy nos regalas.

Besos para tu alma.

fgiucich dijo...

Hermoso, amiga, muy hermoso. Abrazos.

F. Fabian dijo...

Ángela.
He leído con atención tus comentarios en mi blog y los agradezco muchísimo. Grigera es un apellido familiar para mi, por eso despertó mi atención. Una plaza de Lomas, cerquita de casa lleva ese nombre y mi primera mujer desciende, no se por donde, de los Grigera lomenses.
He intentado varias veces ingresar al mundo de tus blog.
He apenas dado unos pasos y me he vuelto. No he podido ir mas allá. Recién di un paseo mas largo por ambos y la impresión primera sigue siendo la misma.
Tal vez no sea amable, o no lo parezca. Intentaré decirte lo que sigue con la mayor delicadeza posible y si es necesario esta aclaración es tal vez porque no se como será el resultado.
Tus blog trasuntan para mi una profunda tristeza.
Existe allí un homenaje a quien parece fue el amor de tu vida, alguien a quien quisiste mucho y ese amor tan extraño en estos días es muy respetable y tal vez envidiable.
Pero a pesar de una frase tuya de los primeros días de noviembre donde decís...te solté la mano....la percepción que me llega es que aun no lo has hecho. Que está muy lejos aun el momento de dejar partir a tu amor y darte cuenta de que tenes una vida por delante y que algunos anclajes a veces no ayudan mucho. La concreción de 2 blogs en la memoria de Ernesto me hace pensar de tu temor a olvidarlo. De que el tiempo será cruel con su recuerdo y entonces escribís no uno, sino dos blogs.
Cuando alguien se nos va, se muere o se muda de nuestra vida, solemos llenar la casa de fotos. Idealizamos, amamos mas que nunca y a veces nos culpamos.
Que no hicimos todo lo posible, que no lo escuchamos lo suficiente, que el siempre tenia razón y ahora me vengo a dar cuenta, y así infinitamente.
En los tiempos modernos no solo llenamos la casa de fotos, también escribimos blogs en su memoria. Y no está mal. La intimidad de las fotos, la intimidad de las poesías que nos surgen (Kierkegaard decía que el arte esta mas cerca del sufrimiento), son autocontenciones que se rebelan y se hacen publicas en forma de blog.
Y ahí es donde disiento. Mostrar un dolor públicamente no me hará más fuerte. Quizás solo demuestre a los gritos que ando necesitando ayuda. Poner su voz para que todos la conozcan, no lograra que me entiendan, solo que me compadezcan. Y tal vez estaría haciendo algo que el interesado no aprobaría.
Kubbler Ross era una siquiatra. Ella elaboro 5 pasos que ocurren ante la perdida de un ser querido.
Negación: Seguimos hablando de él en tiempo presente, pongo su plato en la mesa, o no ocupo su silla, los actores dicen “no se murió, se fue de gira” y se creen inteligentes, mayor muestra de negación, imposible.
Ira: no lo podemos creer. Odiamos a los médicos, odiamos a quien le hizo daño, nos odiamos por haber quedado vivos, odiamos a Dios.
Negociación: de a poco lo vamos superando,...”y si Dios se lo llevo por algo fue... ya había vivido mucho, estaba sufriendo...se hizo todo lo que se pudo...
Depresión: ya lo vamos entendiendo. Pero aun estamos tristes, creemos que jamás pisaremos la calle, ya no lloramos tanto pero nos condenamos. La cama es nuestro reino.
Aceptación: Ya no ponemos su plato, quitamos algunas fotos de mas, cerramos los blog o escribimos dedicándolo al mundo, o a los vivos. Vivimos.

No hace mucho que esto te paso, y hace mucho que lo pasé. Lo vi así como te lo cuento. Y he aprendido mucho de ese episodio. Y eso que la muerte no fue la causante, pero hay pérdidas que son como morirse...

Y por haberlo superado, por saber que mil fotos en la cómoda no sirven, y que a veces hacemos lo que hacemos porque secretamente tenemos temor a olvidarlo y no sabemos que eso jamás pasara. Que siempre la persona querida va a estar con nosotros. Y que alguna vez, tenemos por nosotros mismos, por nuestros seres queridos que quedaron, que soltarle la mano a quien se fue y mirar para adelante, sabiendo que él está detrás y nos cuidara siempre.
Por eso, para no revivir es que me cuesta mucho ingresar a tus blogs.
Como son las cosas, ¿no?
Llegar a este grado de cercanía, ingresar en ajenas historias y dolores y tratar de entender. Y que los dolores ajenos, también revivan los propios.
Creo en tu escritura, es bella, sentida y se mantiene cerca del corazón.
Pero para mi es mucho.
Un beso, y mucha suerte.

Klau dijo...

Ufffffffff Angela que puedo decirte !
Como Mujer siento que has sido Bendecida con la aparicion del Amor de Ernesto y perdurara, trascendera como te dije en tu otro BLOG por siempre dentro tuyo, inevitable, llevarme las palabras de Fabi tambien, ya que de llerte en su BLOG es que vengo y te comienzo a recorrer

Ante la situacion en que te encontraste, creo humildemente que cada uno tendra una reaccion diferente, son los misterios de la Vida, y la Muerte, nadie puede promediar o prepararse para Vivir mas que durante el dia en que transcurrimos pretendiendo trascender, nadie puede prepararse para perder a nadie, menos al Ser Amado. Y aun asi, las cosas suceden, asi como la Muerte diferentes sucesos, y acontecimientos como la llegada de el mejor regalo que puede haberte dejado mas alla de su voz y sus elementos de trabajo con su Historia y enseñanza de Vida: tu hijo.
Creo que es alli donde despegaras sin olvidarlo sin dejar en tu corazon VIVO, su recuerdo BELLO

Es hermoso y al mismo tiempo para quienes hemos perdido seres Amados o cercanos a nuestra vida, DURO VER. Pero es sano, de vez en cuando aunq sea recordar algo BELLO de quien nos dio tanto no?

TE BESO Y TE ABRAZO
KLAU
♥♥♥

Algaire dijo...

No hay duda de que era un ser especial y aunque ahora ya se haya ido tienes que sentirte muy feliz por haberlo conocido y compartido con él parte de tu vida.
Un saludo

El Navegante dijo...

Querida Angela:
Eres indudablemente una emjadora itinerante del buen Amor, el que se lleva en lso poros, en el alma, el que nunca se pierde.
Al que tants veces trato de describir y no siempre lo logro como lo has hecho tù con tu amado.
Que Dios te ilumine para que siempre conserves la calidez de sus caricias.
Te agradezco de corazón el premio que me has obsequiado.
Te aseguro que ya pasarè a recogerlo orgullosamente, desde ya, manifestando tu actitud.
Pero aùn estoy vagando por los ciber, y me cuesta hacer las maniobras habituales para enlazar cosas a la plantilla.
Un besito, y disculpa mi demora en venir a dejátelo , te lo ruego.

satira dijo...

y esque leer lo que escribes me mete a un sentimiento que no se describe solo se siente...


un beso angelita

saty : )

El perro andaluz dijo...

Siempre me conmueves y también me alegras. Precioso texto, Angela.
Un abrazo.

Graciela de Palomas de Papel dijo...

Tu relato me ha hecho venir a la mente al NONO, el Nono de mi mamá...crecimos con él. Italiano, murió a los 95 años, viudo, se había casado con María una abuela 30 años menor que él.
Ángela, trabajó hasta esa edad, era constructor, se cayó de la bicicleta y por su edad no lo operaron y a los pocos días falleció.
Ese NONO me contó que vino con su hermano, muerto de hambre...comían cucarachas y ratones.
Antonio es real, no estás agrandando su imagen.
En estos días estuve pensando qué hombres a nivel mundial o de nuestro país conocidos, yo lo pondría como ejemplo...Amiga todavía lo estoy pensando.
Sabes por qué?, cuando se tiene hombres aravillosos al lado de uno, es muy difícil buscar referentes afuera.
Sabés que te quiero mucho...vas a tardar un tiempo largo en pasar ésta situación.
El sexo, puesto como primordial en una pareja, es una pelotudez...nada mejor que un hombre de verdad, sensible, amoroso, cariñoso, presente.
Miles de chuik chuik y abrazos, están ahí...siiiii Ángel en el patio de tu casa.
Por último "No permanecer ni transcurrir, no siempre quiere sugerir Honrar la Vida..." casi un lema en mi vida.

Graciela de Palomas de Papel dijo...

ÁNGEL AMIGA!!! he tenido uno de mis lapsus. Yo sé que se llama ERNESTO. Chuik chuik y abrazos, jajaja.

La Pacorra dijo...

Sin duda, un gran hombre.

Abuela Ciber dijo...

He dejado dos regalos para ti en mi blog.
Cariños

Claudio López Iscafre dijo...

Hola, volví de unas vacaciones… unas que me tome del blog. Pero uno siempre regresa y se va para vivir volviendo… más cuando se encuentra con buenos amigos que regalan palabras.
Besos y abrazos!!!
Claudio

Abuela Ciber dijo...

Que hermoso afecto, amor y homenaje en recuerdo al ser tan amado por ti.
Es un placer leer a una mujer con sentimientos tan sinceros como los tuyos.
Recibe mi cariño.

george dijo...

Querida Angela,
"¡detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer!"
Hablame un poco más de Angela, es ella que hacia posible que Ernesto podia hacer lo que tu nos expones.
¿Quieres revelarnos este secreto, podemos aprender algo para nuestras vidas?
Te agradezco mucho tu largo comentario, veo que estas de acuerdo con migo.

Un cordial abrazo

Gaviota dijo...

Y yo siempre que te leo siento unas nubes densas que se apodean de mis ojos, qué bello tener un amor así, porque aún lo tienes y mas intenso que nunca.
Me gusta pasar, leerte.
Saludos saturnianos!
Que tengas un bello fin de semana.

RAMMSES dijo...

Estoy emocionado después de leerte. Tengo un nudo en la garganta, se del sentimiento que albergas y con el cual has escrito esto. No puedo decir mas nada, tan solo apreciar, sentir.
Un abrazo con afecto.