jueves, 7 de febrero de 2008

Detino: Tu alma

Imagen tomada de Google

12 de Enero 2008


Mi amor: se encenderán las noches de recuerdos, los días traerán seguramente muchos más, pero la soledad nunca se instalará en mí alma porque cada sonrisa y cada lágrima que llegue con cada remembranza traerá tu imagen y el amor que me has dado en todos estos años
El sublime amor tan bien ganado, el amor tantas veces deseado vino de tu mano y con ese don de jardinero que tenías lo plantaste en mí y le diste el cuidado generoso y paciente que supiste darle a tus plantas, a tus árboles, a todo tu huerto.

Si de algo estoy segura es de haber sido amada como ninguna, de haber comprendido de tu mano que el amor es más fuerte que todas las miserias.
Comprendí que solo por amor se pueden sortear todos los obstáculos. Que el amor no es solo piel y placer, que está hecho de fibras más fuertes que atan mucho más y son invencibles.
Comprendí que el amor no solo se da sino que también hay que saber recibirlo, cosa que no es tan fácil; que no se agradece, se retribuye con grandeza, como vos lo hiciste siempre y aprendí a tu lado a retribuirlo de igual manera.
Entendí que se vive día a día aun con las asperezas que la vida nos da, quizás para probarnos, quizás para robustecerlo.

Vendrán los recuerdos en tropel invadiendo el alma, arrancarán alguna lágrima y dibujará también muchas sonrisas porque cada momento vivido a tu lado fue intenso pero con la calma justa para sentirlo y grabarlo en lo más profundo de nosotros mismos.
Yo que creía que la muerte me arrancaría una parte de mí al llevarte, ahora comprendo que todo lo vivido a tu lado es imposible que alguien me lo robe, ni la propia muerte, ni el tiempo que corre cruel y a veces quiere borrarnos la memoria, pero desde que se inventó el recuerdo se perdió el olvido, porque nada se olvida, quizás se guarda muy bien, pero siempre en algún momento algo nos trae a la memoria eso que creíamos olvidado.

Hoy es un día muy frío, a pesar de ser enero, en soledad parece mucho más gélido, como esos días que no nos gustaban, ni a vos ni a mi nos gusta el invierno, odiamos el frío. La catalpa esta llena de flores, así como a vos te encantaba verla, con bellísimos racimos de flores blancas, es una pena que este viento las vaya arrancando. Recuerdo cuando trajiste la vaina con las semillas y las plantaste en una lata, cuando trasplantaste cada plantita en latas separadas, tu paciencia de años hasta que se hizo lo suficientemente fuerte para darle su destinono final en el cantero de la vereda. Recuerdo aún tu enojo cuando tuviste que atar sus ramas porque la habían casi desgajado, como mantuviste por años la rienda fuertemente atada a sus ramas hasta que estuviste seguro que ya nada ni nadie podría dañarla.


Así como eras capaz de atender tus plantas y tus árboles, con amor y generosidad plantaste en mi alma la semilla mas hermosa, la del amor, lo cuidaste con esmero y me enseñaste a cuidarlo, lo hiciste florecer tan fuerte como la catalpa, como los olivos de tu huerto, como el nogal y el almendro, como cada uno de tus árboles y plantas queridas. A tu lado supe lo que verdaderamente es el amor, el que se da sin restricciones, sin conveniencias, con generosidad, íntegramente, intensamente.

Si, seguramente los recuerdos lleguen en tropel y en cada uno de ellos te veré como eras, feliz, luchador, agradecido y amante de la vida hasta el punto de apostar a ella hasta en tus últimos momentos aún sabiendo que tal vez no salieras vencedor.
Admiro y admiraré siempre esa entrega total por lo que creías justo, por lo que querías, esa apuesta permanente por vivir aceptando con valentía y entereza las limitaciones que la vida misma te iba imponiendo. Admiraré siempre tu ánimo, ese canto permanente a la vida, le cantabas sacando fuerzas no sé de donde, tal vez de esa fuerza interior que nunca te abandonó y no te dejó caer. Fiel a tus principios y sentimientos viviste honorablemente con hidalguía y así también te fuiste.
Como muy pocos honraste la vida. Quizás te has equivocado como todos, pero sé que siempre hiciste lo que creías era lo mejor y lo justo, nunca hiciste nada para dañar a nadie.
Te fuiste físicamente, pero yo no siento tu ausencia, porque se que estás a mi lado, que puedo apoyarme en vos, que me cuidas, que me das desde donde estás todo ese amor que supiste hacer florecer en mí regado con paciencia, mucha ternura y dedicación.


Si del rosal nacen rosas de un amor como el tuyo solo podía nacer amor, por todo eso te admiré, te admiro, te amo y estarás conmigo siempre.

Texto: Angela Teresa Grigera

11 comentarios:

Gerardo Omaña dijo...

Bellas letras las que te atan al recuerdo.

***
Somos tú y yo dos almas pasajeras
vertiendo en el camino las flores de una herida,
de una risa opacada buscando el horizonte
y abriendo espacios que enseñen la quimera.

Quimera de un dolor que al aire izamos
para que el mundo sepa de unas penas,
de como el desamor sombreado de penumbras
duerme en las noches lo que amamos.

Y así vamos sintiendo la esencia de unos versos
con el tañer y el eco de amores insepultos,
amores que vivimos,
amores sin sepulcro.

Y bardos somos cantando en los silencios,
en los recodos de aguas que recoge el tiempo.
En la brisa que ronda un aposento
con almohadas de llanto y sufrimiento.

Somos tú y yo un ánfora que alberga
un saludar en vinos con los versos,
un sentir de gemidos que las musas
convierten en poema...

Cat's dijo...

cómo se puede ser más especial?

cuánto amor!!

me has emocionado.

TRuLy dijo...




Que bonito te quedo..
se nota el amor en tus palabras.


Nochestrellada dijo...

gracias por tus palabras...
y tu visita...
ojalá tengas razón...


un beso

Víctor dijo...

Gracias por regalarme un escrito tan hermoso, gracias por ser un alma que cree en el amor, es un bien preciado,escaso, que realmente a mi edad me hace tener esperanza.

Aún sigo amando a alguien que se fue, pero que nunca volverá a estar conmigo, espero que el mar la devuelva, aunque se que está feliz con su vida y su corazón, pero no puedo borrar sus ojos, cuesta demasiado, sin embargo con leer me he dado cuenta que el amor puede existir y ser recíproco, alguna vez volveré a tomar un café acompañado de un ser maravilloso.

Es mas que bienvenida a mi página, gracias por ser una bella argentina que deja su huella en nombre del amor.

Algaire dijo...

Aunque él se haya ido tienes que sentirte feliz por haber conocido una persona como él y un gran amor.
Buen fin de semana.

Palomas dijo...

Si quiero emocionarme y llenar mi alma, en el Día de Los Enamorados, mi vuelo me traerá aquí. Chuik, Chuik la Paloma Emocionada.

El perro andaluz dijo...

Todo ese amor que sientes y transmites, le llega a Ernesto, como una brisa suave en la eternidad.
Un abrazo.

Kim Basinger dijo...

Preciosas palabras y profundo amor.

Pinceles dijo...

Verdaderamente me has emocionado, un beso grande

J¤ħ₪nna dijo...

Usted escribe de una manera maravillosa. Gracias por comprobarme que nunca es tarde para encontrar el verdadero amor.